Bombas helicoidales

La bomba de rotor helicoidal para la industria vinícola.

Creada como compresor para motores de aviación, poco después de la primera guerra mundial, no tardo en emplearse en los más diversos ámbitos. Debido a su altísimo poder de succión y la capacidad de trabajar con fluidos que combinan aire, vapor o incluso gas, sus áreas de aplicación incluyen sectores tan distintos como la extracción de petróleo, el procesamiento de alimentos, tratamiento de aguas residuales o el bombeo de agua a altas profundidades.

Representa una elegante combinación de los principios de las bombas de pistón junto a las bombas rotativas de desplazamiento positivo (como las bombas de engranaje o las de doble tornillo). Así, se tiene un conjunto de características únicas:

  • Alto caudal.
  • Pulsación mínima en el flujo de salida.
  • Una excelente estabilidad a la presión de descarga.

Estas cualidades se hacen notar en el bombeo de líquidos viscosos, pudiendo trabajar con productos un millón de veces más viscosos que el agua.